AHIMSA: no violencia

Originalmente Publicado en: Mayo 9, 2018

La analogía de Patanjali compara el yoga con un árbol; cada árbol en la tierra tiene el mismo objetivo (alcanzar la luz), los diferentes sistemas de Yoga son únicos a pesar de que todos tiene el mismo propósito: crecer hacia el esclarecimiento. Ashto significa ocho y anga quiere decir rama o etapa. Patanjali asigna ocho ramas al árbol del Yoga, y cada una de ellas representa una etapa o paso en el proceso de realización personal. Los practicantes deben avanzar en orden preciso en estas etapas y comenzando desde abajo.   Las ocho ramas son: Yamas (códigos morales), Niyamas (purificación personal y estudio), Asana (postura), Pranayama (regulación de la respiración), Pratyahara (control sensorial), Dharana (concentración), Dhyana (meditación), Samadhi (contemplación realización personal o estado de felicidad). Los Yamas son 5:  

·       Ahimsa: No violencia

·       Satya: Verdad

·       Asteya: No robar

·       Brahmacharya: No excesos

·       Aparigraha: Desapego

Hoy es el turno del primer principio “Ahimsa o no violencia”. Este es un término en sánscrito que aboga por la no-violencia y el respeto a la vida, el cual no sólo implica el no matar, sino una abstinencia total de causar cualquier dolor a cualquier ser vivo.                                         

Ahimsa se refiere tanto a la violencia física como a la violencia de pensamientos y palabras; es decir, nuestros pensamientos negativos sobre nosotros mismos y los demás pueden ser tan dañinos como intentos físicos. El hinduismo no hace una diferencia entre el alma que hay en un cuerpo humano del que hay en un animal. Esto que implica la prohibición de cazar, comer carne o usar productos animales que hayan sido conseguidos por medios violentos. La cuestión de los deberes morales hacia los animales y el karma negativo están relacionados con detalles en algunas de las escrituras hindúes, aunque algunas fuentes afirman que el comer carne es un hecho sin demasiada importancia dentro del asunto, sobre todo si fueron por medios no violentos y dando gracias al animal por dar su vida. Este término no sólo es cuestión hinduista o de yoga; en el antiguo testamento se mencionan los 10 mandamientos y se habla de no matar, y esto nos da una lista muy larga, ya que hay muchas clases de muertes ya sean físicas, psíquicas, emocionales, espirituales, intelectuales, verbales, etc.  O sea, no sólo es algo de una religión, más bien es como una forma de vida.   Actualmente, estamos matando la vida de la tierra y a ella misma; se ha matado vegetación, ríos, animales ¡y no hablemos como sociedad! Nos estamos matando poco a poco, porque hay muchas formas de violencia como el desprecio hacia otros, prejuicio, aversión irracional, odio, abuso, lenguaje fuerte o rudo, grosería. La violencia no sólo son las armas o los golpes, la violencia se presenta en muchos otros casos como cooperar con cualquier cosa en la que se humille o explote a cualquier ser vivo o el permanecer pasivo e indiferente en cualquier situación semejante.                                                      

Mahatma Gandhi fue el que introdujo este concepto en occidente. Más tarde, los movimientos a favor de los derechos civiles estuvieron influenciados por este concepto, y Martin Luther King fue uno de ellos.  

Un concepto que es esencial para entender Ahimsa, es la empatía.  La definición de empatía es la capacidad de comprender las emociones de otra persona, no necesitas estas de acuerdo o tener las mismas opiniones para sentir empatía con alguna persona.

La empatía se complementa por varias cosas:

·  Saber escuchar y reflexionar lo que te esta diciendo la otra persona.

·  Interpreta las señales no verbales (entonación, volumen, movimiento, etc.)

·  Comprender sin invalidar, rechazar o juzgar las emociones de la persona.

Para empezar a aplicar la Ahimsa, te dejo algunas preguntas que te pueden ayudar:

¿Cuánta Ahimsa aplicas en tu vida? ¿La aplicas al manejar, cuando trabajas, en el cine, en el restaurante, en las situaciones y con las personas en tu vida diaria?? ¿Cuánta Ahimsa quieres practicar en su vida?

0 comentarios

Añade el tuyo →

Deja un comentario